lunes, 31 de octubre de 2011

Personajes - Una caja rápida

Estábamos  con mi marido en la fila de una caja rápida en un hipermercado; esas cajas que son solo para 10 artículos.  Compramos un único producto,  así que elegimos esa caja. Delante nuestro había una señora (la llamo A),  de mediana edad y vestida normal,  que debía llevar los 10 artículos permitidos. Detrás mío otra, (B)  que solo llevaba un artículo,  al igual que  nosotros.

Mientras esperábamos,  la Señora A le ofrece a la Señora B,  si quería pasar,  puesto que llevaba un único paquete y  lo suyo era rápido.
La señora B,  sin ningún problema se coloca delante nuestro
Sentí que me subía la ira y estaba por saltar y protestar,  cuando mi marido me dice:
Dejálas, no te pelees.
Pero si nosotros  estamos antes y también llevamos un solo articulo —respondí.
No importa. No vale la pena pelearte, no tenemos tanto apuro.


Me calmé y comencé a observar...
Las dos mujeres conversaban muy entretenidas mientras esperaban a que les llegara el turno.
En una de esas  la Señora A, extrae de su cartera un álbum de fotos pequeño, pero álbum al fin y se lo comienza a mostrar a la señora B. Le digo a mi marido:
Mirá, tanta amabilidad tenía un costo. Ahora B,  tiene que mirar todas esas fotos.
Se notaba que la Señora B  las miraba por puro compromiso y que lo único que deseaba,  era irse lo antes posible.
finalmente cuando le toca el turno a  la Señora A, esta se da vuelta y nos dice:
Pasen Ustedes. Yo tengo que ir a cambiar un artículo.
 Se va hacia adentro del supermercado y vuelve con unos paquetes de azúcar.


Nosotros mientras tanto terminamos nuestra compra y estábamos por  irnos,  cuando vemos que seguía cediendo los lugares a la gente que estaba detrás de ella y con cada uno iniciaba una conversación. Era evidente que no quería irse del supermercado.

En ese momento,  me alegré de no haberme dejado llevar por mi ira  iniciando una  pelea por el sitio. En realidad, me dio mucha pena. Se veía que la pobre mujer o no estaba en su sano juicio,  o se sentía tan sola,  que utilizaba la fila de la caja de un supermercado,  para hacer algo de sociales.
Es bueno que antes de enojarnos,  veamos la situación en su verdadero contexto.

1 comentario:

  1. Menos mal que no te enojaste, hubieras pasado verguenza!

    ResponderEliminar